Comprar Calentador

Comprar Calentador de Gas es sumamente importante en estás épocas invernales. Nuestra tienda en línea lo tiene muy presente, y por ello, parte de nuestro catálogo de productos está dedicado a los calentadores de gas más eficientes del mercado. Contamos con un gran número de modelos, marcas y precios; siempre listos para dar respuesta a sus necesidades. No esperes más, ni pierdas tiempo, nuestra tienda te ofrece hasta 2 años de garantía en cada producto que compres; solo debes dar un clic y será tuyo.

Ver Filtros

Mostrando todos los resultados 12

Ver Filtros

Mostrando todos los resultados 12

¿Deseas tener un calentador de agua en casa para que tus hijos pequeños se bañen plácidamente? ¿Necesitas renovar tu calentador antes de la llegada del invierno? No te preocupes, porque en nuestra tienda virtual podrás encontrar todos los modelos disponibles en el mercado a precios increíbles. Así que, te invitamos a comprar calentador de gas con nosotros.

Cuando las temperaturas en la ciudad disminuyen considerablemente; haciendo que el agua del grifo salga extremadamente fría. Se vuelve indispensable tener en casa un calentador de buen funcionamiento. Nosotros estamos para ayudarte en todo el proceso de selección y compra del mejor equipo.

Somos una empresa seria, responsable, con un abanico amplio de productos para el hogar a precios increíbles. Aquí podrás encontrar ese calentador de gas adaptado a tus necesidades, de excelente marca. Y por si fuera poco, con 2 años de garantía con nuestra tienda; en caso de daños, averías o mal funcionamiento. 

Constantemente estamos actualizando nuestros precios; así que no te despegues de nuestra tienda online y consigue las mejores ofertas de todo el Internet. El proceso de compra es sumamente fácil; sólo debes elegir el equipo ideal y listo, tendrás agua caliente en casa todos los días. 

¿Qué debo saber antes de comprar un calentador de gas?

Antes de comprar un calentador de gas debes saber por dónde comenzar. No te preocupes, porque aquí en nuestro portal hemos preparado una guía de recomendaciones para comprar un artefacto calentador.  Entonces, ¿Qué es debes tener en cuenta antes de comprar uno de nuestros calentadores a gas? Toma nota y sigue estos consejos. 

Según el tipo de combustible de tu casa 

Lo primero que debes hacer es verificar que existe en tu vivienda una instalación de gas; para de esta forma colocar el artefacto. Todos los calentadores necesitan el suministro de gas; bien sea gas natural, butano o propano. Por ello, es necesario que sepas cuales de estos combustibles existen en tu vivienda.

En caso de que no cuentes con la instalación de gas necesaria; deberás instalar un pequeño sistema de acumulación eléctrico portátil para realizar la correcta conexión de tu calentador y asegurar su buen funcionamiento. 

Aunque debes saber qué tipo de combustible tiene tu hogar, también es cierto que los calentadores de última generación. Es decir, los más nuevos, tienen la posibilidad de trabajar muy bien con cualquiera de los dos combustibles.

Si cuentas en casa con energía solar 

Cuando vas a comprar calentador de gas es primordial saber si puede obtener energía a través de sistemas de placas solares. Entonces debes buscar un calentador que se pueda conectar con este tipo de energía. Te decimos esto, porque desde hace al menos 10 años todas las constructoras están obligadas a colocar este tipo de placas térmicas solares en obras de construcción nuevas. 

Según el consumo de agua caliente en el hogar

Todo dependerá del número de personas que vivan contigo; si tienes niños pequeños, que requieren un uso de agua más frecuente, etc. Por otro lado, también es importante que visualices cuántos grifos o puntos de salida de agua tienes; y cuáles son los que necesitas para el agua caliente. 

De esta forma, podrás saber con exactitud el tipo de calentador de gas a comprar; ya que todos tienen una capacidad de producción de agua caliente diferente. Que varía desde los 5 hasta los 20 litros de agua por minuto. Esto teniendo en cuenta que en un grifo abierto a máxima potencia sale hasta 9 litros de agua por minuto. 

Entonces, sacando tus propias cuentas; entre la cantidad de personas que viven en casa, el consumo diario de agua caliente, y otras necesidades. Podrás determinar qué capacidad debe tener tu calentador; eso sí, recuerda que como máximo el calentador podrá alcanzar hasta dos puntos de agua simultáneamente. 

Según los litros de agua que produce el calentador 

Como lo hemos dicho, antes de comprar calentador de gas es importante que conozcas tu necesidad de agua caliente; y elijas de uno a dos puntos de agua para evitar que los costos tanto de electricidad como de gas sean altísimos cada mes. Te dejamos algunos ejemplos, para que sepas con mayor precisión qué calentador elegir.

  • 6 litros x minuto: es un equipo con la capacidad de producir agua caliente en un punto de agua; bien sea en fregadero, una ducha, o un lavabo, siempre y cuando la temperatura no supere los 25°. 
  • 11-12 litros x minuto: es el equipo con más demanda; ya que puede producir agua caliente en un punto de agua con una temperatura mayor de 25°. 
  • 14-15 litros x minuto: capaz de producir agua caliente en dos puntos de agua simultáneamente; como por ejemplo, dos lavabos, dos fregaderos o dos duchas. Para que funcione adecuadamente la temperatura no debe superar los 25°. 
  • 17-19 litros x minuto: este tipo de calentador de gas puede generar agua caliente suficiente para dos puntos de agua; soportando temperaturas mayores a 25°. Esta opción es ideal para familias grandes, ya que podrás tener agua caliente en dos duchas simultáneamente. 

Según el lugar para instalar el calentador 

Este es un factor importante a tener en cuenta antes de comprar un calentador de gas. Ya que el mismo emite gases que son nocivos para la salud de las personas. Por ello, debemos ubicar de antemano un espacio amplio; preferiblemente ventilado, para instalar de forma correcta el equipo nuevo. 

En este sentido, tanto el calentador de gas como la instalación y el lugar de colocación del mismo; deben cumplir con la normativa de salida de gases vigente. Así, estarás siendo responsable con tu economía, la seguridad y salud de tu familia. Un punto importante a tomar en cuenta antes de comprar calentador de gas.

Según el tipo de calentador de gas 

Hemos llegado al punto que a muchos les interesa saber, y es que existen muchos modelos y tipos de calentadores; que vale la pena mencionar para que elijas el tuyo de manera informada e inteligente. 

Recuerda tener en cuenta todas tus necesidades verdaderas de agua caliente, debido a que el ahorro de agua y de electricidad no sólo contribuye a tu bolsillo, sino también al planeta. En este sentido, te recomendamos siempre hacer uso de estos artefactos con mucha consciencia y responsabilidad. 

Calentador Automático o eléctrico

Son los que mayor demanda tienen hoy en día. Porque cuenta con un sistema que se enciende automáticamente cuando detecta la demanda de agua caliente en un grifo. Así mismo, se apaga cuando se deja de utilizar el agua caliente. 

Son sin duda los más cómodos y actualmente existen nuevas tecnologías que permiten ahorrar la mayor cantidad de energía posible. 

Calentador de cerrilla

Es un tipo de calentador que con el pasar de los años se fabrica cada vez menos. Se trata de un sistema en donde simultáneamente debes presionar un botón de encendido mientras acercas al quemador una cerilla; de esta forma comienza a calentarse, hasta producir el agua caliente. 

Calentador de tren de chispas

Este tipo de equipo es conocido comúnmente como calentador manual; se trata de un sistema en donde debes presionar un botón piloto que producirá chispas para encender la llama que calienta el agua. El proceso de calentamiento es un poco lento; y cada vez que necesites agua caliente deberás repetir los mismos pasos. 

En este sentido, este tipo de calentadores es uno de los más incómodos; ya que requiere de mucha paciencia y tiempo tanto para encender el artefacto como para apagarlo, ya que es completamente manual. 

¿Cómo instalar un calentador de gas?

Cuando vas a comprar calentador de gas debes proceder a instalarlo; y aunque para muchos el proceso pueda resultar muy sencillo. Si eres una persona con poca o nula experiencia en instalación de estos electrodomésticos; entonces no dudes en solicitar a través de nuestro portal web oficial el mejor servicio técnico. 

Recuerda que se trata de un calentador de gas, por lo tanto, las conexiones sí que tienen sus complicaciones. En todo caso, acá te dejamos la guía del paso a paso para instalar tu equipo nuevo. 

Visualizar el punto de gas

Es importante que sepas desde qué fuente de gas vas a conectar tu artefacto, por ejemplo, si decides hacerlo con el gas propio de tu ciudad, es decir de las tuberías comunales, entonces debes tomar en cuenta el sitio donde va a estar ubicado, y en caso que necesites colocarlo en una habitación más alejada de la conexión central, comprar tubos de cobre con el largo suficiente. 

En cambio, si decides conectar el calentador a una fuente de bombona de gas butano, es mucho más sencillo, ya que la misma la podrás trasladar hasta el lugar deseado. 

Sujetar el calentador

Te recomendamos que tu equipo se encuentre en lo alto de una pared, y para ello, debes sujetarlo con las mismas alcayatas que trae. Lo ideal será sujetar las alcayatas con taladros y tornillos, y luego colocar el calentador.  Es fundamental que nunca lo coloques encima de tuberías o llaves de paso, porque pueden dañarse, y provocar accidentes en el hogar. 

Verificar punto de agua

Como las tuberías de agua están instaladas dentro de las paredes y de forma vertical, debes tener mucho cuidado al momento de taladrar los sujetadores, ya que si taladras por error una tubería, esto podría traer muchas complicaciones. 

Asegúrate en colocar tu calentador cerca de la salida del agua, para mayor facilidad. 

Conexión de entrada y salida

Una vez que hayas situado en su lugar el aparato, es momento de conectar la entrada y salida tanto de gas como de agua. El manual seguramente indicará el cable o tubería que corresponde a cada salida. 

Asegura cada entrada con las gomas anti-fugas que trae el calentador para evitar cualquier problemática a largo plazo. 

Corroborar paso de agua

Antes de abrir el gas, deberás verificar que la entrada de agua está conectada correctamente. Para ello, abre la llave de agua caliente y fría, comprueba que el calentador se llene, y que no existan fugas de agua. 

Abrir paso de gas

Ahora es momento de asegurar las tuercas de la entrada y salida del gas. Una vez hecho esto, abre un poco la llave de gas y coloca sobre ella un poco de jabón en espuma para verificar que no existan fugas. La espuma no puede generar ningún tipo de burbujas por más pequeñas que sean. 

Tubo de evacuación de gases

Instala este tubo tal como te lo indiquen en el manual, ya que con cada calentador puede ser diferente. Recuerda sellarlo con cinta adhesiva de aluminio para que la evacuación de los gases de dióxido de carbono salgan correctamente. 

Prueba tu calentador de gas

Ahora es momento de poner a prueba tu calentador, y disfrutar del agua caliente a la temperatura que prefieras. 

Estos han sido los pasos de instalación de un calentador de gas, que puedes hacerlo por ti mismo, o sencillamente recurrir a uno de nuestros técnicos especializados en calentadores para realizar un trabajo impecable, seguro, y a un costo de inversión bastante bajo. 

Diferencias entre calentadores de gas exteriores e interiores

La diferencia entre los modelos de calentadores interiores a los exteriores radica en  sus diferentes sistemas de funcionamiento para protección de CO y CO2 ¿Qué quiere decir esto? 

Los aparatos que se colocan al interno de una casa, una vez que hayan alcanzado o acumulado el máximo de gases tóxicos, se bloquean automáticamente e interrumpen el funcionamiento del artefacto. Esto hace que el aparato muera lentamente, sin ocasionar daños ambientales ni tóxicos para la salud de tu familia. 

En cambio, los calentadores exteriores no cuentan con este sistema de protección de gases, ya que se encuentra al aire libre, y por tanto la ventilación ayuda a que no acumule CO2. 

Sin embargo, esos tipos de equipos no tienen protección en contra de los cambios climáticos, por lo que si deseas uno de estos deberás improvisar ciertas medidas de seguridad para que no se oxide o se congele en época de invierno. 

Ventajas de la calefacción a gas 

Tener una calefacción a gas te traerá muchos beneficios y comodidades tanto a ti como a tu familia. Recordemos que todos los años necesitamos hacer uso de la calefacción por todo el período de tiempo que dura el invierno, por ello es importante saber qué ventajas nos puede traer el uso de calefacción a gas para nuestro hogar.  

Ahorro

Una de las principales razones por las que se elige la instalación de una calefacción a gas automática se debe al ahorro que implica para la economía del hogar, siendo esto una fuerte ventaja por encima de otros tipos de calentadores. 

Puedes reconocer fácilmente como el gas te ahorrará a la larga en comparación con el precio de mantener otros tipos de energías para calentar. Ahorrar significará que te podrás permitir otros gastos necesarios en el hogar.

Pero el ahorro no solo se ve en el ámbito económico, sino que también podrás ahorrar energía y así cuidar el ambiente ya que usa gas y no electricidad con este tipo de calefacción.

Cuidas el medio ambiente

No solo cuidas el ambiente por no usar electricidad, sino que su producción de gases tiene un menor impacto en el ambiente que otras energías y su uso en el hogar genera una muy baja huella ambiental que el planeta sabrá agradecer. 

Siempre tendrás agua caliente

Al instalar este tipo de calentadores contarás siempre con agua caliente lo cual supone una gran ventaja a la hora de la ducha, o de mucha utilidad en la cocina, pues te ahorrará un considerable tiempo de espera cuando calientas el agua para propósitos culinarios. 

Comodidad y bienestar

Para un mejor uso, es menester que decidas los puntos de agua más importantes de tu casa en los cuales deseas tener el agua caliente, por ejemplo, el baño y la cocina. De esta forma podrás utilizar de manera inteligente y cómoda tu calentador. 

Como ahorras muchísimo dinero con este tipo de calentadores, ya que sólo se encienden cuando existe demanda de agua caliente, podrás tener encendido otros sistemas de calefacción para tu hogar, como los radiadores o climatizadores. 

Otras ventajas

  • El calor que emana llega a mayor distancia que otro tipo de calentadores y es un calor homogéneo y constante.
  • Es una instalación totalmente segura.
  • Su sistema es ideal para cualquier tipo de viviendas.

Averías comunes en un calentador de gas

Como todo electrodoméstico, el calentador a gas puede sufrir de ciertas averías comunes, y es importante conocerlas para poder prevenirlas, si tu calentador a gas no está trabajando apropiadamente puede deberse a alguna de estas causas: 

Avería de la bomba

Si tu calefacción empieza a hacer extraños ruidos, puede que sufra de la bomba y ésta necesite un cambio, puedes detectarlo si hace ruidos extraños y parece que hace un sobresfuerzo al momento de trabajar.

Problemas con el circuito. 

Hay distintos tipos de circuito que pueden estar instalados en tu casa y aunque puede que algunos se encuentren fuera de vista, es posible detectar si sufre algún problema.

Si notas que la caldera pierde presión o tiene alguna dificultad para trabajar, puede deberse a que el circuito pierde agua de alguna manera, si está a la vista revisa minuciosamente la tubería para dar con el sitio de la fuga. Si la instalación está debajo del suelo, no dudes en contactar con un especialista.

El regulador de presión no funciona. 

Este sistema es de suma importancia ya que permite moderar la presión que entra al calentador, si se avería puede haber problemas de sobrepresión o puede que deje de entrar agua al circuito. Si el problema se encuentra aquí, puede que tengas que reemplazar la válvula de presión.

Problemas con el transformador. 

El transformador es esa pieza que permite el encendido de la caldera para que comience todo el proceso de calefacción, si esta pieza se avería, el sistema no empezará a trabajar; en este sentido, si el problema se encuentra aquí, lo mejor es llamar a un especialista para saber, dependiendo del problema que presente, como proceder.

Fallos en el termostato. 

Ya que el termostato regula la temperatura que habrá en la habitación, puedes notar que si ésta no cambia cuando la modificas el problema se encuentra en el termostato o en alguna parte de su instalación. 

Ten en cuenta que hay varios tipos de termostato y por lo tanto la avería y su solución varían según el que tengas. Puede ser analógico, digital, programable, entre otros.

Avería en la válvula o llave de paso.

Esta pieza regula la cantidad de gas que entra al sistema, si ésta ha sufrido algún tipo de daño es importante reemplazarla y que lo haga un especialista ya que esta llave está en contacto directo con el gas. 

Normativa en España sobre las instalaciones de calentadores a gas

La calefacción a gas se da cada vez más en el territorio español por sus grandes beneficios, ahorro y fácil instalación, pero el gas es un elemento delicado a la hora de instalar su uso, de hecho, si decides usar calentadores a gas, es obligatorio el uso de calentadores estancos a gas en cualquier obra a instalar, por la seguridad que representa.

Al ser obligatorio su uso, en consecuencia, existe una ley que regula y norma el uso y mantenimiento de estas instalaciones a gas. El RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios) no solo refiere la calefacción, sino todo lo que tenga que ver con la climatización en el hogar, como la refrigeración y ventilación.

Con respecto a la calefacción a gas, el RITE solo permite la calefacción de estanco tanto en obra nueva como en reposición por la calidad y seguridad que este tipo de calentadores posee, ya que el sistema con el que están equipados, asegura que no haya ningún tipo de fuga de gases nocivos.

Esta ley también regula a los fabricantes que deben realizar calentadores que se rijan por esta normativa en la que los gases emitidos deben ser inferiores a 56 mg/kWh para asegurar un mínimo de emisiones de gases contaminantes y así aumentar el compromiso de cuidar el medio ambiente.