Comprar Emisores Térmicos

¿Estás pensando comprar emisores térmicos para tu hogar? Entonces has llegado al lugar correcto porque en nuestra tienda online encontrarás todos los modelos, marcas y tamaños a precios realmente sorprendentes.

Ver Filtros

Mostrando 1–12 de 64 resultados

Ver Filtros

Mostrando 1–12 de 64 resultados

Contamos con uno de los stocks más amplios de toda España, en cuanto a emisores térmicos se refieres, pero además somos una de las pocas tiendas virtuales que también te da hasta 2 años de garantía en la compra de cualquiera de nuestros productos. Algo que apreciarás mucho, sobre todo porque nunca se sabe cuándo un equipo puede presentar algún desperfecto de fábrica.

A continuación, te presentaremos la guía de compra más completa para emisores térmicos, dado que nuestro principal objetivo es que adquieras el producto adecuado para tu vivienda, empresa, local u oficina. Es por eso que no nos conformamos con ofrecer las mejores ofertas online, sino que también te explicamos a cabalidad todo lo que necesitas saber sobre tus equipos antes de adquirirlo. Es que con los años hemos aprendido que un consumidor bien informado es un consumidor feliz.

Ahora sí, vamos a nuestra completísima guía de compra para emisores térmicos.

¿Qué son los emisores térmicos?

Si te recomendaron comprar emisores térmicos, pero no tienes ni idea de qué son, te informamos que se trata de un sistema de calefacción que funciona con energía eléctrica, por lo general están hechos de aluminios, ya que este tipo de material es un excelente conductor de calor y suelen tener un elevado factor de transmisión de la temperatura. De entre todos los tipos de calefacción eléctrica la más eficiente es la de los emisores térmicos, porque logran conservar por mucho más tiempo el calor remanente de su resistencia, lo que equivale a un menor consumo energético.

¿Qué emisor térmico comprar?

Antes de decidirte a comprar emisores térmicos, es importante que tomes en cuenta varios factores que te permitirán elegir el tipo de emisor que más te conviene o incluso darte cuenta de que realmente podrías necesitar otro tipo de sistema de calefacción.

Los factores que debes evaluar son los siguientes:

  • Potencia del emisor termico: Para saber qué nivel de potencia necesitarás en un estancia, solo deberás calcular entre 80 a 100 vatios por cada metro cuadrado, es decir, si deseas calentar una estancia de 10 metros cuadrados necesitarás un emisor de 1000 vatios de potencia. A partir de los 15 metros cuadrados, deberás comprar más de un emisor, procurando siempre que las sumas de sus potencias te permitan calentar de manera óptima la habitación.
  • Cantidad de tiempo que funcionará: Existen 3 tipos de modelo básicos de emisores térmicos, el seco, el de fluido y el de cerámica. Si la habitación que vas a calentar no es muy usada o solo se utiliza por periodos menores a una hora, la mejor opción es el emisor termico seco, porque se calienta muy rápido y mantiene la temperatura por periodos muy cortos. En cambio si la habitación será ocupada de 5 a 8 horas es preferible que instales los de fluido, tardan más en calentarse pero mantienen el calor por mucho más tiempo. Ahora bien, si deseas una calefacción que pueda incluso llegar a mantenerse por casi 12 horas continuas, tu emisor térmico ideal es el de cerámica, te avisamos que tarda mucho más en calentar la estancia, pero también retiene muchísimo más el calor cuando llega a la temperatura ideal.
  • Medidas y cantidad: Ya te dijimos que la potencia irá en relación a los metros cuadrados de la habitación a calentar, pero también debes tomar en cuenta el espacio disponible para colocar el o los emisores térmicos. Siempre debes tomar las medidas tanto del ancho como del alto, para estar seguro que se podrá instalar fácilmente en tu hogar.
  • El clima en el que vives: Al comprar emisores térmicos, debes tomar en cuenta que son un tipo de calefacción ideal para aquellas zonas geográficas de frío moderado. Pero para las regiones que llegan a temperaturas muy por debajo de los 0°C, como por ejemplo -10°C, si no se cuenta con un buen aislamiento en el hogar, entonces es preferible optar por otro sistema de calefacción, porque necesitarás de una potencia superior a la que te pueda ofrecer este tipo de aparatos.
  • Aislamiento: Aunque ya lo hablamos en el punto anterior, incluso en las casas ubicadas en lugares no tan fríos, será necesario verificar si el aislamiento es el más adecuado o si necesita ser reforzado para garantizar el mayor nivel de eficiencia que pueda ofrecer el emisor; y también ayuda a disminuir el consumo energético.
  • Posibilidades de programación: Quizás para muchos este no sea un factor decisivo, pero si te decides por comprar emisores térmicos de fluido o uno cerámico, entonces agradecerás poder programar el encendido automático para que cuando llegues a la casa, ya esta se encuentre a una temperatura agradable. También, los display de programación te permiten monitorear tu nivel de consumo o programar el aparato para el ahorro de energía.

Todas estas características aparecen en la descripción de los productos de nuestra tienda, pero hemos decidido explicarte la importancia de cada una de ellas, para que puedas realizar una compra inteligente y elegir exactamente el modelo que satisfaga todas tus necesidades, es decir, que este a un precio insuperable y genere el nivel de calefacción que realmente necesitas.

Ventajas de los emisores térmicos.

Son muchas las ventajas que te brinda comprar emisores térmicos, aunque las más populares entre los que se decantan por este tipo de sistema de calefacción son las siguientes:

  1. Fácil instalación: Colocar un emisor térmico no tiene ciencia, simplemente se colocan sobre un soporte atornillado a la pared y se conecta a la energía eléctrica. Y listo, ya tienes calefacción en el interior de tu hogar.
    De fácil manejo y movilidad: Si requieres desinstalarlo o cambiarlo de sitio o simplemente lo acabas de comprar y lo llevas hasta tu hogar, no tendrás problema alguno, puesto que son muy ligeros y sencillos de transportar.
  2. Un sistema independiente: Una de las características que hacen a los emisores térmicos ser los preferidos de muchos, es que cada emisor es independiente del otro, por lo que podrás programarlos de forma individual y colocar cada estancia de la casa a la temperatura que más te agrade. Y tampoco es necesario que todos estén encendido a la vez.
  3. Puedes ahorrar en función al tiempo de consumo: Como ya sabes existen 3 tipos de emisores térmicos, y cada uno tienen un nivel de eficiencia acorde a un número de horas de uso, así que puedes ahorrar dinero comprando un emisor seco en vez de uno de cerámica, si realmente esa habitación casi no se utiliza. Esta es una ventaja que ningún otro sistema de calefacción te puede ofrecer.
  4. Sistema de calefacción seguro: Los emisores no expulsan gases nocivos al ambiente, no se calientan en el exterior, ni presentan fallas graves que puedan poner en riesgo tu salud, ni la de tus seres queridos.
  5. Amigable con el medio ambiente: Es uno de los sistemas de calefacción más amigables con el medio ambiente, porque presentan una altísima eficiencia energética, lo que equivale a menor consumo y además, no producen ningún tipo de desecho que pueda dañar su entorno.
  6. Mayor confort: El calor irradiado por los emisores es limpio, esto quiere decir que se mantiene de forma constante a lo largo del día sin casi ningún tipo de variación. Algo que no se logra por medio de los radiadores convencionales.
  7. Amplia posibilidades de programación: Con este tipo de aparatos podrás decidir si se enciende o apaga solo, el nivel de temperatura ideal, horarios de ahorro de energía y muchas características más, dependiendo del modelo que compres.
  8. Garantías largas: Nosotros te ofrecemos una garantía de compra de hasta 2 años, pero quizás el fabricante te pueda proveer de una aún mayor, porque esto es lo normal en este tipo de sistemas de calefacción, así que al obtener el producto también verifica la garantía del fabricante.
  9. Variedad en diseños y colores: Por último, pero no menos importante. Los emisores térmicos son uno de los pocos sistemas de calefacción que también visten tu hogar, gracias a que su carcasa exterior viene en infinidad de diseños y colores. Así que a la hora de comprar tu emisor térmico elige uno que conviene a la perfección con los colores de tu salón principal.

Precio de emisores térmicos.

Los precios de los emisores térmicos varían de un modelo a otro dependiendo de las características que tienen incorporadas como el material del que están hechos, cantidad de controles, nivel de consumo y por supuesto que potencia.

Por lo general los emisores secos son los más económicos ubicándose en un precio promedio de 80 euros. Le siguen los emisores de fluido, lo cuales son mucho más eficientes a la hora de conservar el calor estos oscilan alrededor de los 150 euros. Les emisores térmicos más costosos son los cerámicos o de piedra natural cuyo precio rondan entre los 350 a los 400 euros.

La gran ventaja como te dijimos, es que al comprar un emisor térmico puedes jugar con el precio según las necesidades reales que tengas en tu hogar, si se trata de nada más calentar el baño puedes optar por un emisor seco, si llegas a tu casa solo a dormir quizás el de fluidos cubra grandemente tus requerimientos. Pero si tu casa se la pasa ocupada las 24 horas del día, tienes niños pequeños y hasta una mascota, entonces deberás pagar un poco más pero estarás calientito todo el invierno con tu emisor de cerámica.

¿Cómo funciona un emisor térmico?

Los emisores térmicos funcionan por radiación, y tú dirás ¿Cómo es eso?, pues tal cual cómo funciona el sol. Es decir, el astro rey irradia su calor hacia la superficie terrestre la cual se calienta y calienta todo a su alrededor, con lo cual también se calienta el aire del entorno. Un emisor térmico hace lo mismo, solo que el calienta a través de una resistencia un fluido termo-conductor.

En el caso de los secos, calienta es la carcasa de aluminio, ese calor se distribuye hacia los cuerpos cercanos como sillas, sofás, papel tapiz, etc. Y así se va calentando la estancia. En los de fluido el conductor si es un líquido, casi siempre aceite lo que hace que el calor dure mucho más en el sistema. Y en los cerámicos, se trata de una piedra natural que conserva el calor por muchísimo más tiempo. Pero en líneas generales todos funcionan por radiación.

¿Qué consumo tiene un emisor térmico?

Seguramente habrás escuchado por ahí que al comprar emisores térmicos te ahorrarás una pasta en la tarifa eléctrica, porque consume mucho menos. Lamentamos bajarte de la nube, porque en realidad un emisor térmico consume los mismo que cualquier otro radiador eléctrico. Lo que quiere decir que consume la misma cantidad de kilovatios eléctricos por cada kilovatio térmico que produce, una relación 1 a 1. Ahora, ¿Por qué la gente los prefieres si hacen lo mismo y cuestan lo mismo en cuanto a tarifa eléctrica que un radiador eléctrico?, pues porque proveen un calor más estable y confortable donde se encuentran. En pocas palabras, si vas a pagar lo mismo por cualquiera de los dos sistemas, elige aquel que te brinda más comodidad.

Otro punto a tomar en cuenta es el tiempo de retención del calor que brinda un emisor térmico. Aunque a nivel de consumo la relación es 1 a 1, una vez alcanzada la temperatura ideal el sistema se apaga o pasa a reposo. En el caso de los emisores secos este tiempo de reposo no dura demasiado, porque el aluminio así como se calienta rápido también se enfría rápido. En cambio los emisores de fluido y sobre todo los emisores térmicos de cerámica, retienen el calor por largo tiempo y aquí es donde persiste una diferencia notable en cuento a consumo energético, puesto que si el calor se mantiene estable mucho más tiempo, el nivel de consumo eléctrico baja porque no se necesitará demandar más kilovatios por una buena cantidad de minutos u horas.

Cómo instalar un emisor térmico.

Instalar este tipo de aparatos no es para nada complicado, por eso mucha gente se decide por comprar emisores térmicos para su sistema de calefacción. No obstante algo que debes tomar en consideración es elegir el lugar adecuado para instalar el equipo. Lo primero es medir el espacio donde se pondrá el emisor, para comprar uno que se ajuste al tamaño. Lo segundo es verificar que haya una toma de corriente cercana al lugar de instalación. Lo tercero, es que el emisor no debe estar bloqueado por ningún mueble si realmente quieres que caliente el lugar de forma eficiente.Una vez has evaluado cada uno de los aspectos anteriores, llegó la hora de comprar e instalar tu emisor térmico. El único equipo que necesitarás es un atornillador eléctrico y un bolígrafo para marcar las medidas.

Todos los emisores térmicos traen un kit en el interior de la caja donde vienen los tornillos, las clavijas y hasta una plantilla para saber dónde hay que taladrar. Siempre es bueno que verifiques que la caja ha traído todos los componentes que indica el instructivo de instalación, porque de lo contrario deberás comunicarte con la tienda. No te preocupes, si compras en nuestra tienda online, nosotros responderemos por cualquier detalle y de ser necesario reemplazamos el producto. Recuerda que te brindamos una garantía de 2 años.

Una vez verificado que tienes todo, ha llegado el momento de instalar el emisor. Lo primero que deberás hacer es marcar la altura que el emisor necesita, para ello haz uso de una cinta métrica. Lo segundo es disponer la plantilla sobre la pared y marcar los puntos dónde se va a taladrar.

Con una broca taladramos la pared y colocamos los tacos de sujeción, ajustamos las clavijas muy bien, asegurándonos que no se muevan y con los soportes anclamos el emisor a la pared. Por último, lo enchufamos y ya ha quedado tu calefacción express.

Consejos para sacar el mayor provecho de tu emisor térmico.

Otro dato importante con respecto a la instalación, es colocar el emisor debajo de una ventana o de las ventanas, ya que al igual que los radiadores, el trabajo del emisor es calentar el aire fría de la estancia. Si lo colocas en un lugar donde pasen frecuentemente las corrientes de aire, el aire caliente proveniente del emisor subirá y calentará el aire frío que viene del exterior, logrando que en el salón se cree un clima templado y agradable.

En caso de que no puedas instalar el emisor debajo de la ventana, puedes colocarlo frente a ella o incluso poner papel plateado o una lámina reflectante detrás del mismo, para así irradiar mucho más calor en la estancia. Y recuerda jamás cubrirlo con ningún mueble.

También es importante que cada cierto tiempo verifiques que tu casa se encuentre aislada de forma adecuada, toda filtración de aire frío o caliente, conlleva a una menor eficiencia del equipo. Si en tu sala las paredes dejan entrar el frío o las ventanas y puertas no sellan correctamente, no importan cual sea el nivel de potencia de tu emisor, jamás te ofrecerá todo el confort que mereces, porque la habitación no se lo permite.

En cuanto a su mantenimiento.

Lo mejor de todo es que al comprar emisores térmicos, no importa si son secos, de fluido o cerámicos, estos no necesitarán mantenimiento alguno. Simplemente retirarles el polvo de la superficie de vez en cuando con un trapo y agua jabonosa, pero nada más.

Sin embargo, como se trata de un aparato eléctrico, puede que de vez en cuando necesite que se le cambie algunos componentes de sus sistema, aunque esto rara vez ocurre, puesto que la vida útil de este tipo de sistema de calefacción es muy larga y como distribuye el trabajo con otros emisores, casi no sufren ningún tipo de desgaste.

Conclusión.

Comprar emisores térmicos puede ser una buena idea si vives en un piso pequeño o en una vivienda ubicada en zonas donde el clima frío no llega a muy bajas temperaturas. También si te quieres ahorrar algo de dinero en cuanto a la instalación y si cuentas con una casa bien aislada que pueda mantener la temperatura de su interior de manera óptima.

Lo mejor de elegir los emisores térmicos, es que puedes elegir el tipo adecuado según tus necesidades de calefacción, lo que se traduce en un gran ahorro de dinero. Porque a veces no utilizamos una habitación o la usamos por muy poco tiempo y en un sistema de radiadores de agua, esa habitación seguirá consumiendo energía aunque este sola, pero con un emisor térmico nunca será ocupada o se puede resolver con un emisor seco, que la calentará rápido y por el tiempo necesario.

En nuestra tienda online conseguirás todos los modelos y tamaños de emisores térmicos existentes en el mercado, pero recuerda que antes de llenar el carrito debes tener en claro 3 cosas puntuales, la potencia necesaria que debe tener el equipo y en caso de que uno solo no se de abasto reparte la potencia entre varios modelos. La segunda son las medidas de la pared en que lo instalaras y en caso de necesitar varios también puedes jugar con las dimensiones del producto así como lo haces con la potencia y el último factor, es la cantidad de horas que estará encendido el emisor, así sabes si lo que necesitas es un emisor seco, de fluido o de cerámica.

Recuerda que estamos a tu orden por cualquier consulta que requieras, te podemos asesorar sobre precios y modelos, aunque de una vez te informamos que nuestras ofertas son insuperables. Todos nuestros equipos cuenta con 2 años de garantía y se tratan de las mejores marcas que encontrarás en el mercado español.
Si compras con nosotros no te arrepentirás y aunque instalar un emisor térmico es muy sencillo, también contamos con técnicos especializados que puedan hacer el trabajo por ti, así te aseguras de que el emisor esté instalado correctamente, funciona y además, dedicas tu tiempo a tareas mucho más enriquecedoras, como tu trabajo, tu familia o ver una película por Netflix.

Ahora que ya estás informado, compra tu emisor térmico en nuestra tienda online.