Comprar Vitrocerámica

Puedes comprar una vitroceramica al mejor precio en nuestra web, con los mejores consejos por nuestra parte ya que tenemos toda la experiencia necesaria para que realices tu compra lo mas correcta posible.

Ver Filtros

Mostrando 1–12 de 130 resultados

En nuestra web de venta de vitroceramicas tenemos un amplio catálogo que cuenta con diferentes placas de cocción que seguramente querrás instalar en tu cocina. Placas de las mejores marcas, modelos y una relación calidad/precio asombrosa. Si tienes un modelo en mente, puedes utilizar los filtros para elaborar y experimentar una mejor búsqueda en nuestra web.

Tenemos para cada cliente de nuestra web, ofertas diversas con las que podrás beneficiarte y llevarte contigo diferentes productos.Nuestro catálogo, cuenta con modelos y precios muy económicos que no podrías encontrar en casi ninguna parte. Si tienes curiosidad ¡Sigue leyendo para mayor información y compra la vitroceramica más barata!

Las vitroceramicas forman parte indispensable de cada hogar y de cada cocina profesional. Nos ayudan a acelerar la cocción de nuestros alimentos, y a elaborar muchas deliciosas recetas. Al querer comprar por primera vez una, no sabemos por dónde comenzar, qué modelo elegir o cuál comprar.

¿Qué vitrocerámica comprar?

En cuanto a la compra de una vitrocerámica online puede pasar que sepas que modelo comprar. Es posible que te dejes guiar por la experiencia del vendedor que te mostrará el producto, y esa vitrocerámica será la escogida.

Sin embargo, una vitrocerámica es mucho más que un modelo o la experiencia de un ajeno. La vitrocerámica se distingue de aspectos importantes para su compra.

A continuación, te mostramos estos aspectos en una guía indispensable:

  • Medidas: ¿Dónde vas a colocar tu vitrocerámica? Al ser el espacio de la cocina ya sabes dónde colocarla, es obvio. Sin embargo, no está de más tomar las medidas de la zona para que la instalación proceda de manera adecuada.
  • El tipo de uso: Si tiendes a comer en la calle o simplemente no cocinas mucho en casa, te serviría una resistencia. Por el contrario si eres un gran chef y cocinas con regularidad te conviene una placa de inducción.
  • Marca: Si bien parece casi indispensable, muchos tienden a comprar una vitrocerámica con una calidad “En blanco”, es decir, que su placa de inducción no viene con ninguna garantía. Nada de nada. Por todas las razones que sean, no lo hagas, es mejor averiguar e investigar qué marcas de vitrocerámicas son las más confiables y populares, de allí puedes partir. Si haces una inversión en una placa de inducción, es preferible que tenga una marca de garantía.
  • Seguridad y eficiencia: Lo normal es que las placas de inducción al mantenerse frías son más seguras. Sin embargo, también tienden a ser menos eficientes energéticamente.Por consiguiente, suelen ser más caras que las vitrocerámicas de resistencia eléctrica.
  • Presupuesto: Dependiendo de con cuánto cuentes en tu presupuesto, dispondrás de un tipo u otro de vitrocerámica. Por ejemplo, las de inducción, anteriormente mencionadas, suelen ser más caras que las de resistencia, las cuales son más económicas.

Tipo de vitrocerámicas

Considerada como el primer elemento para la creación de la cocina y una tecnología que cada vez va creciendo, la vitrocerámica se ha abierto en el mercado durante mucho tiempo. Para conocer más de ellas, necesitarás saber cuáles son sus tipos y qué función cumplen, así como las ventajas de una vitrocéramica de inducción:

Vitrocerámica de gas:

Fue y es de los primeros sistemas de vitrocerámicas conocidos, lo que le da el puesto del más antiguo. Consta de unos quemadores con celdillas en estructura de panal de abeja, estas se ubican debajo del vidrio. Hoy en día, parecen haberse dejadas atrás por otros tipos de Vitrocerámicas.

Vitrocerámica de resistencia eléctrica:

Son aquellas cocinas de vitrocerámica que conservan una resistencia debajo del vidrio. Funciona mediante los paneles y el calor, los cuales se regulan de forma automática, controlando la temperatura mediante un termostato que depende de la corriente.

Vitrocerámica de inducción:

Es sin dudas el tipo más innovador y moderno. Su función es cocinar los alimentos mediante la transmisión de energía a través de un campo magnético. El calor se produce por corrientes parásitas y por la agitación magnética. Es necesario que en este tipo de vitrocerámica, se empleen recipientes de metal ferromagnético con fondo plano, liso y grueso. Compra una vitroceramica de inducción barata con todas las garantías.

Ventajas de la vitrocerámica de inducción:

  • El vidrio permanece frío, por lo cual es muy fácil de limpiar.
  • Tienen un diseño minimalista, liso, brillante y dan un toque personal a la cocina.
  • Hay modelos diferentes para cada cocina, desde cocinas muy reducidas hasta grandes.
  • A pesar de su precio, en el mercado desde 2018 se han ido cambiando para mejor.

¿Cómo usar una placa vitrocerámica?

Si estas decidido a comprar una placa vitrocerámica querrás saber cómo se usa una, pues es muy sencillo. Para empezar, debes conocer cómo funcionan. La placa vitrocerámica (dependiendo de su tipo) tendrá un funcionamiento diferente. En el caso de la cocina de inducción su funcionamiento se debe a la generación de un campo magnético que en contacto con un recipiente metálico ferromagnético hace que se caliente, y por contacto, caliente a los alimentos dentro del recipiente.

Ahora bien, ¿cómo usarla? Es muy simple, sin embargo, siempre debes tener cuidado con la manipulación irresponsable de estos dispositivos.

La placa de inducción detecta que has colocado un recipiente metálico en su superficie, y empieza agitarlo mediante ondas magnéticas en dos sentidos rápidamente.

La energía que se absorbe se libera en forma de calor, calentando el recipiente y por contacto calienta la comida en su interior. Para que este proceso se cumpla, los materiales deben ser ferromagnético, es decir, ollas hechas de aluminio no funcionarán, ese es un punto en contra.

¿Cómo distinguir a una encimera vitrocerámica a una de inducción?

Antes de comprar cualquier producto, debes saber qué tipo de electrodoméstico es, y eso implica conocer las diferencias entre una similitud y otra, para evitar confusiones.

Hay distintos aspectos que diferencian una encimera vitrocerámica a una de inducción.

A continuación, te presentamos esos aspectos.

Los símbolos

Una diferencia notable se encuentra en los símbolos. Estos se ubican en la parte inferior de los utensilios de cocina. Estos símbolos indican el destino por la cual se han elaborado. Puede ser elaborado para una sola placa o para varias, indicando que son multifuncionales. Si miras la placa y no ves algún rastro de marca, puedes asegurarte de que no es de inducción. Sin embargo, ciertos electrodomésticos tienen marcas y son de inducción o vitrocerámicas.

La resistencia

Las placas de vitrocerámicas se forman por una resistencia que al pasar corriente eléctrica, empieza a calentarse y transmiten ese calor a la superficie del cristal.

Como toda resistencia eléctrica, sabrás que se calienta por el color rojo fuego que se ve directamente a través del cristal. En cambio, la placa de inducción emplea un sistema de bobinas que hacen reaccionar sólo a materiales ferromagnéticos para crear un campo electromagnético, este, calienta directamente el recipiente cuando es colocado sobre la placa.

Lo desventajoso de las placas de inducción es que sólo emplea el material ferromagnético y no otros materiales.

¿Cuál es el consumo de una vitrocerámica?

La vitrocerámica supone un gran alivio para cualquier material. Puede calentar e irradiar calor en cualquier tipo de utensilio, siempre y cuando soporte el calor que desprenden sus placas. En cuanto al consumo de este artefacto es importante destacar que son ese tipo de placas que tarda más en calentar, y asimismo, tardan también en enfriar.

Al no enfriarse la zona de inmediato, debemos controlar qué alimentos cocinamos, pero, también supone una gran ventaja. Podemos apagar el fogón antes y dejar que el calor residual haga lo suyo. A pesar de que son más económicas que las placas de inducción, si es cierto que la factura de luz suele ser más elevada. Claro, debido a que tardan más en enfriar y calentar, provocando que se gaste más energía, pero, las cifras de la factura de luz no son del otro mundo. Todo dependerá del uso que le damos a nuestra placa vitrocerámica.

¿Cómo instalar una placa vitrocerámica?

Para empezar, es necesario saber qué elementos o herramientas necesitas:

  • Radial (Sólo si tienes mármol).
  • Pistola de Silicona.
  • Clavija de enchufe.
  • Metro.
  • Disco de diamante para radial.
  • Caladora (Si tu encimera es de madera).
  • Cable de 6 mm.
  • Enchufe de Pared.

Guía paso a paso:

  • Asegúrate que tu vitrocerámica encaja en su lugar: Antes de empezar con la instalación de tu placa, asegúrate de que el espacio elegido encaja donde tenías la antigua o en el nuevo lugar.
  • En caso de que la nueva encima sea más grande que la antigua: Si tu nueva vitrocéramica es más grande en dimensiones que la anterior, sólo debes hacer el agujero más acho. Debes hacerlo más pequeño que el ancho de la placa, porque esta irá apoyada bajo su propio peso.
  • Si tienes mármol, silestone o granito: Si tienes una encima de mármol, silestone o granito, debes hacer el agujero con ayuda de un radial o amoladora con disco de diamante. Mide la nueva placa y haz un ancho inferior a su tamaño.
  • Desconecta la corriente: Antes de que procedas a colocar tu nueva encimera vitrocerámica o de inducción asegúrate que la corriente esté desconectada. Si no tienes conocimientos de esta función, contacta a un profesional para que te ayude.
  • Conecta tu placa vitrocerámica: Debes utilizar un cable térmico de 25 A de 6 mm, normalmente las vitrocerámicas emplean los mismos cables térmicos. También es normal con encontrarte que la encimera no viene con enchufe, puedes ayudarte con una ficha de empalmes o un enchufe de pared, así puedes conectarla con la clavija macho.
  • Pega la goma alrededor de tu cocina eléctrica: Sólo puedes utilizar una pega especial para vitrocerámicas. Una vez tengas tu vitrocerámica conectada, sólo queda pasar la silicona especial por la goma o esponja alrededor de la vitro.

¿Cómo evitar daños en la placa de cocción vitrocerámica?

Las cocinas vitrocerámicas son rápidas y cómodas de utilizar, es por eso que son tan requeridas en cada cocina del hogar. Una placa de cocción vitrocerámica es cómoda de limpiar y se puede mantener en buen estado si somos responsables. Para evitar daños en la superficie es conveniente utilizar ollas y sartenes con fondo liso, siempre debemos conocer cuáles son las exigencias de nuestro dispositivo.

Para evitar daños en la cocción vitrocerámica debemos saber:

¿Cómo limpiarla?

Es habitual que se derramen elementos líquidos o la misma grasa de los alimentos. Hasta la suciedad requemada está involucrada en la superficie de nuestro dispositivo.
La fórmula perfecta para evitar daños en la placa de cocción vitrocerámica es utilizar una rasqueta especial para vitrocerámicas. Sin embargo, sólo hay que arreglarla en frío. Sólo debe utilizarse caliente si se derrama algún líquido o si se pega un papel aluminio o plástico.

Existen productos de limpieza especiales para la placa de cocción vitrocerámica. Suelen ser recipientes que tienen una mezcla de líquidos cremosos con tensos activos, agentes minerales, disolventes, y agentes siliconados.

Si estos agentes no funcionan puedes acudir al hielo, sólo frota este con las manchas difíciles de quitar y pasa un paño, listo.

¿Cómo limpiar la encimera vitrocerámica?

Antes de proceder con los pasos a seguir para su correcta limpieza, debes saber que los estropajos rayan la superficie de la encimera vitrocerámica, así que no las uses.

Los elementos de limpieza que necesitas son esponjas suaves, bayetas ecológicas o paños y una rasqueta. La rasqueta te será muy útil para el cuidado y lavado de vitrocerámicas. Verifica que la esponja sea suave.

Ahora bien, procede con su limpieza siguiendo los siguientes pasos:

Haz el lavado inicial de la vitrocerámica con agua y jabón.

El tipo de jabón que debes utilizar exclusivamente para este caso son el líquido limpiador de vitrocerámicas. Una vez lo tengas, procedemos al limpiar toda la superficie con esa mezcla y con ayuda de una esponja suave.

Si las manchas adheridas no se han quitado, puedes recurrir al limón.

Sólo debes exprimir unas gotas de limón sobre sus manchas, deja que el limón actúe unos segundos y frótelas suavemente con un paño limpio o bayeta, así van a desaparecer con rapidez y eficacia. Si las manchas son muy difíciles de quitar, utiliza una rasqueta.

Otra manera de limpiar tu vitrocerámica será con una mezcla entre vinagre y agua.

Aplica esta mezcla en las manchas y deja actuar por unos segundos. Después, con ayuda de una bayeta ecológica o paño limpio, frota circularmente toda la superficie donde aplicaste la mezcla. Además de limpiar rápidamente, te dejará mucho brillo a tu vitrocerámica.

El hielo es otro truco para quitar las manchas difíciles.

Coge un poco de hielo, aplícalo sobre la mancha y déjalo unos minutos hasta que la mancha se enfríe. Después, lo que resta es ayudarte con una rasqueta, ráscala y verás lo rápido que se quita. Si sucede que cae comida o algún tipo de plástico cae sobre su superficie, rápidamente echa jabón y en cuanto se enfríe, podrás quitarla. Debes tener cuidado con no tocar la mancha caliente, puesto que te puede causar graves daños en tu piel.

Sé responsable y emplea utensilios de cocina que tu vitrocerámica soporte.

Usa materiales que sean los indicados. Estos deben ser especiales para vitrocerámica para que su pintura no salte y pueda adherirse a la superficie o la raye. Recuerda no utilizar desengrasantes puesto que este producto abrasivo causa decoloración y ralladuras.

¿Se puede usar cualquier sartén en una vitrocerámica eléctrica?

Es muy importante considerar si el uso que le damos a nuestra vitrocerámica eléctrica es la mejor. Muchos clientes preguntan si los sartenes en una vitrocerámica pueden ser de cualquier modelo o marca.

Esto depende de si la olla que actualmente se están empleando en la cocina eléctrica es de acero o hierro. Este, es un material muy importante para poder recibir y mantener el calor en la cocción de alimentos.

Para las nuevas cocinas eléctricas que llevan inducción son otro tema, es muy necesario que se empleen sartenes y ollas con material ferromagnéticos. Se encuentran en cualquier tienda de este tipo, aunque, sinceramente, son mucho más caras que una olla convencional.

Esto no quiere decir que debas comprar para ahorrar dinero, ollas de otro material que no sean ferromagnéticos. En cocinas eléctricas de inducción sólo sirven ollas ferromagnéticas. En vitrocerámicas eléctricas únicamente, se pueden utilizar materiales como el acero y el hierro.

¿Cómo saber si un sartén o recipiente es apto para las placas de cocina?

Al querer usar por primera vez una placa de cocina queremos darnos cuenta de que las ollas y sartenes que vamos a utilizar para cocinar nuestros alimentos sean aptos y no dañar la superficie del dispositivo. En el caso de las placas de cocina tipo inducción son necesarias sartenes y utensilios de acero inoxidable, acero esmaltado o hierro fundido. Sin embargo, su base debe ser plana y hecha únicamente de ferromagnética, esto para mejores resultados.

También en este tipo de placas es vital que su diámetro se ajuste al tamaño de la zona de cocción. En un caso contrario, donde sea demasiado grande, no calentará como se debe. Y si es muy pequeño, todo el sartén se pondrá caliente y por ello podrías quemarte. Fíjate si los recipientes con zonas de aluminio en la base se detecten correctamente, puede que la placa no los note.

De esta manera, como hay sartenes aptos para la inducción hay otros que no. Sartenes o recipientes de cocina hechos de acero fino normal, vidrio, barro, cobre o aluminio no serán detectados por la placa de inducción. De igual manera las placas difusoras las cuales son unas bases ferromagnéticas, no son aptas para utilizarlas porque logran gastar mucha más energía que un recipiente adecuado para la inducción. Incluso, son inseguras porque puedes sufrir graves y dolorosas quemaduras si las tocas. Si vas a comprar una encimera vitroceramica de inducción, ten en cuenta las sartenes.

Como pueden causar graves quemaduras en la piel, son capaces de romper el cristal de la placa o averiar la electrónica. En cocinas de inducción no coloques recipientes de plástico sobre una zona de cocción caliente, y así en otras placas de cocinas calientes porque se derriten. Asegúrate de ninguna manera ubicar recipientes vacíos en la zona de cocción mientras está encendida, pueden calentarse en exceso. Si esto sucede, apaga la placa inmediatamente y no toques el recipiente caliente hasta que se haya enfriado.

Ahora bien, para saber si un sartén es apto para tu vitrocerámica, debes saber la diferencia entre una de inducción y una vitrocerámica simple. Una vez sabiendo eso, la forma más fácil de comprobar si tu sartén o recipiente es apto, es el símbolo apto vitrocéramica. Ese símbolo es representado por un círculo y otro en medio, también por un espiral. El de inducción son tres espirales. Los sartenes y recipientes hechos de aluminio forjado nos proveen una acción antiadherente en cualquier alimento que cocinemos en su interior. Podrás encontrar en el mercado sartenes (Más que todo) antiadherentes, los cuales puedes usar.

Averías comunes de las vitroceramicas

Como es normal en cualquier objeto, con el tiempo y el uso que le damos tienden a averiarse. En el caso de las Vitrocerámicas en su mayoría tienen arreglo. Debes saber que en cualquier caso sería bueno que contactaras a un profesional para que arregle las averías de tus Vitrocerámicas (Sea el tipo que sea).

A continuación, te explicamos las averías más comunes de estos dispositivos:

El cristal de la vitrocerámica se rompió.

Es una avería de las más comunes. Suele presentarse en las vitrocerámicas con vidrio, donde algo le haya impactado, como por ejemplo una olla que se nos haya caído. Si esto ocurre, por muy pequeño que haya sido el daño, es mejor dejar de utilizarla y acudir rápidamente a un profesional que pueda arreglar la grieta. ¿Por qué? Porque los líquidos o el vapor cuando estemos cocinando alimentos, se introducirán de a poco en el mecanismo, dañando sus piezas internas.

No enciende o calienta:

Es una avería frecuente sobre todo en vitrocerámicas de inducción, debido a que el elemento que colocamos encima no se ha detectado. Si tienes un mando táctil, quizás no caliente porque la pantalla touch-pad se haya roto o averiado. Si el mando es giratorio y aun así no se enciende la placa es probable que los telescópicos estén sueltos o flojos. Pero, pueden existir diferentes causas, independientemente del tipo, acude a un técnico.

Vitrocerámica bloqueada

Los motivos por los cuales sucede esto puede causarse porque los selectores o telescópicos estén dañados en vitroceramicas con mando giratorio. O, también puede deberse a que se encuentre en el modo “Bloqueo” en pantalla digitales, o el touch-control se dañó.

La vitrocerámica de inducción no detecta ningún recipiente

Los sartenes y recipientes pueden no detectarse por el sistema de detección porque los sensores se dañaron.

Hace ruidos

Si tu vitrocerámica está haciendo ruidos anormales y para nada habituales, puede ser motivo de mala conexión o un cable estropeado por un chispazo. Este último caso es importante detectarlo previamente, y evitar que se empeore.

Se apaga

Si tu vitrocerámica tiene esta avería, puede deberse a que el termostato esté mal calibrado, o que haya errores en la placa de control, así como fallo en los relés, deterioro en la base del enchufe o del cable de alimentación y muchas otras más.

Por motivos de seguridad, contáctate con tu técnico de confianza para que le haga el diagnóstico y lo repare.

Ahora ya puedes comprar una vitroceramica barata de cualquier marca y tipo: inducción, eléctrica, halógena….